Suscribete GRATIS a Dragon Tai Karate escribe tu e-mail

Una guía para los niños

Mucha gente piensa que los chicos que entrenan artes marciales se vuelven violentos e irrespetuosos, sin embargo, muchas veces son más tranquilos y disciplinados que la mayoría de los niños que no practican ningún deporte. La labor que tienen los maestros que están a cargo de los niños es muy importante y hasta muchas veces transcendental, puesto que no sólo se trata de enseñarles habilidades técnicas para defenderse, o cómo ser buenos competidores para ganar trofeos o medallas, sino crear una base sólida que les ayude a enfrentar la vida de diferentes maneras, a crecer con responsabilidad y fomentar una autodisciplina que les servirá para su conducta diaria. Si a un niño se le motiva constantemente y se le corrige sus errores, sin duda apreciará más a su maestro o instructor, porque se dará cuenta que sí le importa su educación y su progreso. Cuando un infante se siente amado o apreciado, su desempeño mejora y por ende los resultados son sobresalientes.
Todos alguna vez en la vida hemos experimentado miedo, odio e ira. Estos “demonios internos” frenan el avance de los niños en su camino marcial, pero es aquí donde el papel del maestro entra en juego...

Examen DTK



Dragón Tai Karate te invita a presenciar el próximo examen de promoción de grado que se llevara a cabo el sábado 28 de abril de 2012 a las 5:00 pm en las instalaciones de la escuela Dragón Tai Karate ubicada en Tabasco 4291 Colonia México, Cd. Obregón; Son.
La evaluación sera efectuada por el Maestro Román Cobián Núñez director general de Dragón Tai Karate...

Importancia de las Formas

El entrenamiento de las formas proporciona una buena orientación del espacio, equilibrio, fuerza, fortalecimiento de los músculos, concentración y precisión. Algunos profesores utilizan la numeración como ayuda para enseñar de manera correcta estas secuencias a los niños. Cada que cuenta un número, el pequeño debe realizar un movimiento adecuado de la rutina que está aprendiendo. Por lo general, los niños empiezan con rutinas básicas, es decir, que no poseen movimientos difíciles de realizar. De forma gradual, los niños aprenden a hacer mejor su forma, y así sucesivamente hasta que estén listos para las ejecuciones más avanzadas. La mayoría de las veces los niños muestran entusiasmo por aprender las formas, ya que les gusta hacer volteretas y saltos que tal parece les provoca entusiasmo y esfuerzo...